Nido de avispa alfarera

3 09 2010

Las avispas alfareras del género Eumenes crean sus nidos utilizando diminutas bolas de barro que transportan entre sus patas -realizando numerosos viajes de ida y vuelta a su fuente de suministro- y van moldeando con precisión hasta darle forma casi completa en el lugar elegido para su emplazamiento (una pared, el tallo de un arbusto, una ramita…). Por un pequeño tubo superior introducen orugas o pequeñas arañas que han capturado e inmovilizado con su veneno; tras depositar un huevo, la hembra sella el tubo y se marcha. Una vez nazca, la larva de avispa tendrá alimento abundante con el que nutrirse hasta que, ya completamente transformada, desgarre con sus mandíbulas el nido haciendo un agujero por el que escapará.

El nido de la imagen tenía el tamaño aproximado de un guisante y se fotografió en la pared de un edificio-almacén en el Parque Grande…

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: